¡Hola! ¿Cómo habéis pasado la Semana Santa? Hoy lunes, en Zaragoza volvemos a la normalidad (menos los coles). La mía ha sido muy hogareña, en casa, y con una invitada muy especial. Hemos hecho pocas salidas, pero aproveché una de ellas para hacer fotografías de este look que me encanta, con este vestido de lunares de Cortefiel.

¿No os pasa a vosotras que os compráis la ropa un poco justa, pero os gusta tanto que por ella estaríais dispuestas a perder unos kilillos? Pues este es el caso. La verdad, yo tengo que ponerme de nuevo a dieta, la que me hizo mi hijo, muy equilibrada y sana, no solo por el vestido sino porque me he relajado un poco y he ganado peso. Y estoy mejor más delgada, me canso menos y estoy más ágil.

Pues este vestido camisero de lunares, que compré en rebajas y estaba deseando estrenar, me viene un poco justo de contorno; así que me lo he puesto abierto, con un top y unos legins. Es muy ligerito y no se arruga nada; así que para primavera-verano será ideal con otros looks, con sandalias o cuñas.

La historia de los leggins también es curiosa. Los encontré en H&M en la sección de oportunidades y me encantaron porque me recordaron a los años 80 y primeros 90, pues son como un poco acrílicos y con tira en el pie, que hace que queden totalmente limpios y sin arrugas en las piernas. Me encantan.

¿Os gusta el look y los lunares? Ya sabéis que soy una enamorada de los lunares y tengo muchas prendas con este estampado. Tengo varios tops (ver aquí), blusones (ver aquí) y camisas (ver aquí y aquí), que me pongo con frecuencia. Besos y feliz vuelta a la normalidad.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

Pin It on Pinterest