¡Hola! Sabéis que no soy mucho de vestidos, que soy feliz con un pantalón ajustado y una blusa, camiseta o top; pero reconozco las ventajas de los vestidos, sobre todo en verano. Con la tela y el corte adecuado, los vestidos son más fresquitos, más fáciles de combinar: solo una pieza, no hay que pensar en la parte de arriba y en la de abajo; y quizá consiguen looks más formales, aunque a mí los pantalones me gustan para todo, incluso para ceremonias. Bueno, el tema es que aquí tenéis mi vestido de este verano (me he propuesto comprarme al menos un vestido por temporada; el año pasado fue este de flores, ver aquí, que me pongo poco pero también lo llevo).

Pues lo cierto es que este vestido de rayas de El Corte Inglés de Zendra es tan cómodo, que ya me lo he puesto un montón de veces (va con un cinturón dorado de cadena que a mí me queda fatal y no me pongo, obviamente). Lo combino con estas cuñas rojas de Sfera, collar también de Sfera y el bolso de El Potro, que me encanta.

Y el lugar, pues ya lo conocéis, a orillas del Ebro. Me encanta pasear al atardecer por este lugar y ver la puesta de sol sentada en una de sus terrazas, porque Zaragoza desde que acondicionó y embelleció sus riberas con motivo de la Expo 2008, ha ganado mucho y está precioso. Eso, sí, este año ojo con los mosquitos. Pues os dejo con estas fotos de este atardecer del mes de julio.

Pin It on Pinterest