Lunes, 22 de julio de 2013

Si el otro día os comentaba cómo hacíamos en casa las tortitas dulces cuando estamos a dieta para perder peso, hoy os confesaré que también hacemos tortitas saladas. Los ingredientes son muy similares, lo que las hacen también muy especiales: nutritivas, bajas en calorías, recomendables para paliar el estreñimiento y muy sabrosas. Y lo que es muy importante cuando hacemos régimen: son altamente saciantes, con lo cual no se pasa hambre.

Estas tortitas saladas son ideales para tomar, en pequeña cantidad en las comidas en sustitución del pan, o bien para el almuerzo y la merienda. Cada tortita contiene alta dosis de fibra, leche desnatada y proteínas. La receta es muy parecida a las dulces, solo que sustituiremos los yogures por queso fresco y en lugar de sacarina, echaremos sal al gusto y alguna especia. Y se guardan en la nevera.

Para que nos salgan de 10 a 12 tortitas más o menos, echamos 150 gramos de salvado de avena, 50 gramos de salvado de trigo, 250 gramos de queso fresco batido desnatado (media tarrina), diez claras de huevo (compradlas pasteurizadas y ya separadas de las yemas), sal, perejil y ajo. Se pueden echar otras especias, según los gustos, como orégano o curry.

El proceso siguiente es el mismo. Se mezcla todo bien con la batidora. La pasta debe espesar como si fuera para hacer creps, y, como conforme las vamos haciendo en la sartén, la mezcla que tenemos preparada en el recipiente espesa mucho, pues se le va echando leche desnatada y se le da vueltas para que la textura sea la deseada.

Preparamos una sartén mediana antiadherente –del tamaño que queramos cada tortita- y se humedece ligeramente el fondo con aceite de oliva para que las tortitas no se peguen (mojar una servilleta con aceite y frotar la sartén, se pone a fuego medio y se vierte un poco de mezcla que se extiende girando la sartén. La mezcla es muy pegajosa, así que no hay que dar la vuelta a la tortita hasta que no cuaje también un poco la parte de arriba (que no esté liquida).

Nosotros, cuando queremos perder un poco de peso, siempre tenemos tortitas dulces y saladas en la nevera. ¿Te animas a hacerlas? Ya me contarás cómo te han salido.

Pin It on Pinterest