Viernes, 5 de abril de 2013

La película “Argo” se alzó en la pasada edición de los Oscar con el galardón a la mejor película con justo merecimiento a tenor del resto de películas nominadas este año, de buen nivel, pero sin que ninguna de ellas destacase de manera excepcional. Era mi película favorita, después de haber superado el excepticismo que siempre me ha producido Ben Affleck. Se ha escrito mucho ya sobre ella, pero como este blog acaba de nacer y en Tiempo de Ocio, hoy toca cine, pues nos apetecía comentar una buena película y animar a ir a verla a quien aún no lo haya hecho, ya que todavía se mantiene en cartelera.

Considero a Ben Affleck un actor correcto en papeles dramáticos, pero me parece insufrible en el papel de galán de comedia romántica. He de decir que el género de “Argo” –un thriller político- le va mucho mejor. Me ha sorpendido muy gratamente en todas sus facetas. En primer lugar, porque físicamente cuesta reconocerlo, su transformación para el papel lo aleja de ese guaperas de cara ancha de las comedias y está mucho más atractivo con barba; en segundo lugar, porque como actor protagonista está excelente en su papel, muy contenido y sobre todo muy creíble. Y en tercer lugar, porque como director ha narrado con inteligencia, suspense y gran calidad artística un hecho real: el asalto en 1980 a la embajada de Estados Unidos en Teherán por seguidores del Ayatolá Jomeini para pedir la extradición del Sha de Persia.

Entonces, la CIA y el gobierno canadiense organizaron una operación para rescatar a seis diplomáticos estadounidenses que se habían refugiado en la casa del embajador de Canadá. Con este fin se recurrió a un experto en rescatar rehenes (personaje que interpreta Ben Affleck) y se preparó el escenario para simular el rodaje de una película de ciencia-ficción, de título “Argo”, que a ojos de Irán debía de ser totalmente real y convincente. La misión consistió en ir a Teherán y hacer pasar a los diplomáticos por un equipo de filmación canadiense para traerlos de vuelta a casa en un vuelo regular.

Para urdir toda esta trama y que fuera creíble recurrieron a dos veteranos cazatalentos de Hollywood. Tanto los personajes como los actores que los interpretan (John Goodmany Alan Arkin) confieren a la historia la dosis justa que requiere de humanidad, calidez y humor, porque la película también es sorprendentemente divertida, con esa ya célebre palabra –Argoderse- que pasará a la historia del cine.

Dirección: Ben Affleck.
Guión: Chris Terrio, Alexandre Desplat, Rodrigo Prieto.
Intérpretes: Ben Affleck, John Goodman, Alan Arkin…
Producción: Warner Bros.
Pictures / GK Films / Smoke House Pictures.
Web oficial: http://argothemovie.warnerbros.com
Género: Thriller político
Intriga. Cine dentro del cine. Basado en hechos reales

Y tú, ¿has visto la película? ¿Te ha gustado?

Pin It on Pinterest