Martes, 3 de septiembre de 2013

Septiembre es el mes en el que todo es posible. Comienza un nuevo curso, una nueva temporada. Renovamos nuestra energía y nuestra fuerza. Es el mes de los buenos propósitos, de los cambios. También es el mes en el que reforzamos nuestros sueños.

 

No soy nada.
Nunca seré nada.
No puedo querer ser nada.
Aparte de esto, tengo en mí todos los sueños del mundo.

Fernado Pessoa

 

Este hermoso poema es mucho más largo (podéis leerlo completo aquí). Yo me quedo con sus cuatro primeros versos, porque si algo tengo claro en esta vida es que de todo lo que tengo y ambiciono, lo más valioso son mis sueños; esos que nadie me podrá arrebatar nunca; a los que me aferro cuando vienen mal dadas; los que celebro cuando se van cumpliendo; los que comparto con la persona que amo, los que renuevo y renuevo, porque nunca me canso de soñar…

La fotografía del mural está tomada en la plaza de la Delegación del Gobierno de Zaragoza, junto a la Plaza del Pilar. Me topé con ella ayer cuando iba apresurada por las calles de la ciudad en un día de aburridas gestiones. Me hizo parar, sentarme a contemplarla, a reflexionar y a hacerle una foto. Más información de ella aquí.

Pin It on Pinterest