RELATO 11 – Un tinte de pelo para las mechas confinat

RELATO 11 – Un tinte de pelo para las mechas confinat

Y si no, siempre nos quedarán los sombreros. En los primeros días del confinamiento había leído un chiste que le había hecho mucha gracia: “Al final de esta cuarentena se sabrá cuántas rubias son verdaderas”. Pero ahora, después de mes y medio encerrada en casa,...

Pin It on Pinterest