¡Hola! Ahora que tengo un poco más de tiempo, voy a contaros algunos secretos de verano para chicas, de esos de los que raramente se hablan en los blogs de moda (porque, en general, todas tienen unos cuerpos tan hermosos). Pero yo, cincuentañera y con unos kilitos de más, que no me quito ni a tiros, quiero compartir con vosotras algunos trucos para el verano que hacen que el calor y la vida sean más llevaderos, al menos para mí.

Bandelettes para evitar roces en los muslos. Sabéis que no soy muy de vestidos ni de faldas, que me encantan los pantalones, pero este año me ha dado por llevar looks más variados y he descubierto las bandelettes. Me explico. Quienes tenemos los muslos un poco gorditos y rozan uno con otro, cuando hace mucho calor y no hay tela en medio, el sudor puede irritarnos esta zona. Por ello, una buena solución para evitar las rozaduras en la entrepierna (sin tener que llevar las fajas pantalón que usaban nuestras madres y abuelas) son las bandelettes. Las he descubierto este año, son geniales y quedan muy bonitas. Se pueden hallar con facilidad: online (Ver aquí, aquí y aquí) y tienen diseños en liso, estampado y en varios colores. Yo las compré en color nude a muy buen precio en Carrefour (sección lencería) pero fui a por otras en negro y ya no tenían, dado su éxito.

El segundo de ellos tiene que ver con  nuestros hombros y brazos. A veces no queremos enseñarlos todos, porque somos muy anchas de la parte de arriba, o tenemos un poco de flacidez, o porque, simplemente, no nos vemos bien; pero, al mismo tiempo, no nos resistimos a llevar ese vestido tan mono de tirantes finos y sisa rasgada. Hace ya tiempo que yo me customizo tops, vestidos, blusas y todo lo que se ponga por delante con encajes y puntillas (que tanto se llevan). Eligiendo las adecuadas, estas permiten anchar  tirantes, disimular escotes imposibles, crear una manga caída, etc. Os pongo fotos de prendas que he customizado para que os hagáis una idea.

puntilla1

chaquetalino5

Para disimular las varices y no tener que llevar medias. El tercero tiene que ver con las piernas y nuestras varices. Si éstas son muy visibles y no queremos llevar medias, pues nos maquillaremos las piernas. No es fácil encontrar un maquillaje de piernas que resista al agua, sea natural y pegue con nuestro tono de piel. Después de probar varios, encontré uno hace dos años de la marca Deborah (Legs Out – hay dos tonos, yo llevo el 2 – Amber), que me gusta mucho. Pero esta temporada lo he buscado y solo lo he encontrado en El Corte Inglés de Zaragoza (solo en el de Paseo Sagasta), y he hecho acopio de ellos para todo el verano. No mancha, resiste el agua y los roces, y se elimina con agua caliente y jabón. Me temo que la marca ya no lo comercialice o lo vaya a retirar, lo que lamentaría mucho.

Para cubrir las canas sin tener que teñirnos.  Este cuarto truco me ha encantado. Es un spray de L’Oréal que ya habréis visto  en redes sociales y en perfumerías (Magic Retouch) porque está teniendo mucha aceptación, ya que permite cubrir y disimular las canas entre teñido y teñido. Pero, además, en mi caso, que tengo el pelo muy fino y bastantes entradas, cuando me lo echo alrededor de las sienes, hace que esa zona parezca más tupida y me encanta el efecto que queda. Hay cinco tonos para adecuarse al color de tu pelo. Recomendación: aplicar poco producto pues mancha mucho y solo en sienes y raíz principal. Se van con el lavado.

¿Os han gustado mis trucos? Pues venga, os animo a compartir algún secreto que nos venga bien a todas.

Pin It on Pinterest