Viernes, 31 de enero de 2014

Me resisto a dejar que pasen los días, uno tras otro, martes tras lunes… así, sin más; porque los días son únicos e irrepetibles, como nuestra propia vida, aunque en ocasiones no la veamos así y nos parezca vulgar y sin mucho sentido. No quiero instalarme en la monotonía, aunque sea lo más fácil y cómodo. Quiero que cada día sea especial, no por haber realizado grandes cosas, sino por sentir, al final del día, que ha merecido la pena hacer lo que hemos hecho, luchar por lo que hemos luchado, decir lo que hemos dicho, amar a quien hemos amado.  Me he propuesto que ningún día me sea indiferente, sentirme muy viva, dar algo de emoción a cada día, si no es con los hechos y con la acción, porque no se puede, sí al menos con el pensamiento y con la imaginación

En fin… gracias a este blog, que me anima a poner por escrito lo que pienso y lo que siento, y que me permite expresarme también a través de la moda, me siento cada vez más viva y siento que los cincuenta, y más, no son el declive de nada, sino el principio de muchas cosas. Cada día nos permite comenzar de nuevo, tengamos la edad que tengamos; cada día es el principio de algo. Hace unos días leía que una célebre bloguera de moda, una treintañera que es todo glamour y tendencia, afirmaba que no se veía mostrando sus looks a los cincuenta. Y me dio mucha pena. ¿Por qué no?, ¿por qué ese culto excesivo a la juventud y al cuerpo perfecto? Y me pregunto: ¿Cree que no se sentirá igual de atractiva  a los cincuenta?, ¿piensa que no tendrá tantas lectoras a esa edad como tiene ahora?

Hemos comentado muchas veces que las muejres, a partir de los cincuenta y más, parece que somos invisbles; invisibles para la moda, para el mercado laboral, para el mundo de la creación… Y es una paradoja, porque es cuando más vivas estamos y cuando mejor hacemos las cosas, por responsabiliad, por interés y por experiencia. Por eso, no tenemos que dejar que nadie nos haga sentir que no somos interesantes ni maravillosas, porque en verdad somos estupendas, tenemos mucho que decir y que crear. Somos estupendas y tenemos que estarlo. Serlo y estarlo, y para ello tenemos que manifestarnos y expresanos en blogs y foros como éste. Este blog cumplirá dentro de unos días su primer año de vida. ¿Por qué no un blog de cincuentañeras y para cincuentañeras, y más, que nos permita mostrarnos por dentro y por fuera?

La foto que he elegido para este artículo no es muy buena, pero era un atardecer de verano, estaba bailando y recuerdo que me sentía muy bien.

Pin It on Pinterest