¡Hola! A lo largo de los cinco años que llevo con este blog, habéis podido comprobar que me encanta el animal print (estampado animal) en las prendas de vestir. En su medida justa, confiere un aire muy chic a un outfit y da un toque moderno y con personalidad a nuestro look. Pues bien, en este otoño el animal print ha desatado todo su poderío y ha hecho tanto furor como los animales cuyo diseño representa. Se ha adueñado de todas las tiendas, ya sea en prendas básicas, en ropa más sofisticada y en toda clase de complementos. No hay quien se resista a él, especialmente si es estampado de leopardo y de serpiente, con las variantes que confiere el diseño, la fantasía y el color.

No creo que me compre nada esta temporada en animal print, porque tengo muchísima ropa con este estampado, aunque le he echado el ojo a varios vestidos largos. Pero bueno, hora es de repasar mis armarios y de poner en primera fila las prendas de otras temporadas con este estampado. Les daré una nueva vida y evocaré con  ellas otros momentos de mi vida. No sé si os pasa a vosotras, pero hay alguna ropa que tiene tantos recuerdos: una cena con amigos, un viaje, una inauguración…

Este blusón o camisola de C&A tiene más de una década. En su día era una prenda un poco atrevida que llamaba la atención y me la he puesto mucho. Hoy pasaría desapercibida. La tengo que buscar, pues la guardé en una caja.  

Esta blusa en azules y grises, en estampado de serpiente, es de El Corte Inglés  (Elogy) y ya la he pasado a primera fila. Tengo varias camisas más con este estampado.

También de estampado serpiente es este kimono de H&M, tan ligero y que tanto me pongo en verano, porque me trae todo el olor al mar cantábrico que le contagió Bakio (Vizcaya).

Más reciente es este top lencero de Zara de hace dos temporadas, que con una americana negra, queda de lo más elegante y resultón. Muy actual. 

Y hasta me animé hace cinco años con una falda de estampado de leopardo, de H&M, que no sé si rescatar u olvidar. ¿Qué os parece? También en chaquetas, como estas (la primera es de C&A, la segunda de H&M):

Y en pañuelos. Estos son los que más llevo:

No podía faltar el print animal en bolsos, como este de Sfera, en zapatos y en botines, que ya no recuerdo ni de dónde son.


Y, sin duda, para cerrar este post he elegido mi prenda estrella: este abrigo de Cortefiel que me compré hace dos inviernos en segundas o terceras rebajas y que me encanta. También muy actual.

¿Qué prendas recupero y cuáles dejo en el olvido? A ver si opináis como yo.

Pin It on Pinterest