¡Hola! El kimono es una prenda muy especial para la tardes-noches de estos meses, sobre todo si son de tejidos ligeros como éste, de la tienda Algo Bonito. Me lo pongo mucho cuando salgo al atardecer y es testigo de esas noches de verano que compartimos con amigos o con nuestra pareja sin prisas ni horarios.

También lo llevé a Ibiza, por eso aún me gusta más, porque guarda un montón de recuerdos y hermosos momentos vividos. Sobre sus hombros toda la luz de las hermosas puestas de sol de San Antonio en nuestro tercer día en la isla. Combinado con blanco, aún da más impresión de ligereza y gana en luz.

Espero que os gusten las fotos. Solo deciros que Ibiza es una isla para visitar varias veces en la vida, porque tiene todo lo que le quieras pedir, desde animadas y pintorescas noches en sus discotecas y espacios acuáticos chill-out; hasta calas y playas  maravillosas para enamorarte por el día y en las que soñar con sus atardeceres. No hace falta trasnochar para sentir que formas parte de ella.

Pin It on Pinterest