Sábado, 9 de noviembre de 2013

El otoño es hermoso por muchas razones, pero una de ellas es por el color del paisaje, de los árboles, de sus hojas. Melancolía, belleza y romanticismo. Todo eso nos trae el otoño. También recogimiento exterior e interior. Es un tiempo en el que los tempranos anocheceres son muy hermosos y apetece estar más en casa, encender la chimenea, sentarse alrededor de una mesa… Por ello, a nuestra mesa hemos traído lo mejor del otoño: sus hojas, con estos sencillos, pero hermosos centros que he hecho esta mañana para la comida familiar que tenemos.

materiales1

Materiales: hojas de parra virgen de varias variedades que encontramos el otro día paseando.

centro1

Primer centro, un poco más grande, que colocaré en la cónsola del hall (mueble de entrada a la casa).

centro2

Segundo centro, más pequeño, con velas, que colocaré en la mesa durante la comida.

mesa4

Panorámica de la mesa, antes de colocar platos y cubiertos.

chaqueta marron1

Lugar en el que cogimos las hojas mientras paseábamos ayer y hacíamos unas fotos, con un look de chaqueta de cuadros y sombrero, y que os detallaré en otro post. Hasta entonces.

Pin It on Pinterest