Martes, 9 de abril de 2013

Queridas amigas, una de las cosas que más nos preocupan son las manchas de la piel. La melanina da color a la piel para protegerla de la radiación solar y se reparte uniformemente, pero la acumulación en una zona determinada produce manchas cutáneas oscuras, que aparecen en zonas expuestas al sol: rostro, manos y escote.

La aparición de manchas depende de varios factores: exposición a la radiación solar, actores hormonales, embarazo, anticonceptivos… edad.

Tenemos que usar de forma habitual protección solar y cuando empiecen a salirnos alguna mancha, el protector solar lo utilizaremos durante todo el año. Utilizaremos una hidratante con protección solar o lo aplicaremos encima de la hidratante.

Diferencia entre rayos UVA Y UVB:

Los rayos UVA y los UVB, son ultravioleta emitidos por el sol. Permiten a la piel broncearse pero también son dañinos. Los UVA tienen longitudes de onda largas y actúan en la superficie de la piel. Son responsables de un bronceado rápido y de las quemaduras solares, envejecimiento y arrugas de la piel. Los UVB tienen longitudes de onda medianas y penetran en la piel en profundidad. Provocan envejecimiento, el cáncer de piel y el bronceado es más lento.

Siempre tenemos que utilizar protectores que nos protejan de los dos tipos de rayos.

Aciertos:

– No exponer a los bebes directamente al sol, sus pieles son inmaduras.

– Evitar las exposiciones al sol entre las 12:00 y 16:00 horas.

– Usar un bronceador adecuado a cada tipo de piel y renovarlo cada 2 horas.

– Tu hidratante (crema de día) puede ser con factor de protección solar o ponerte encima un protector solar.

– No tomes el sol después de depilarte.

– El protector solar debe ser hipoalergénico, sin perfume, con pantalla mineral y resistente al agua.

– Aplicar el protector solar antes de ir a la playa, a dar un paseo, etc. No aplicarlo en el momento.

Errores:

– Poner una sola vez protección solar no es suficiente. Reponer la aplicación cada 2 horas.

– No me pongo protección ya que está nublado. Los rayos ultravioletas actúan de igual manera.

– Me pongo maquillaje, me cubre y me protege del sol. No, el maquillaje tiene que tener protección solar.

– Nos ponemos los productos protectores cuando queremos tomar el sol, estos productos tardan un tiempo en ser eficaces.

– No poner protector porque ya estamos morenos.

En el próximo artículo aconsejaremos qué hacer cuándo ya han aparecido las manchas: rutina del cuidado de la piel y productos que podemos aplicar para aclararlas… Os esperamos.

Pin It on Pinterest