Miércoles, 3 de julio de 2013

Hola amigas, terminaremos la serie sobre el maquillaje de rostro, con el maquillaje de labios, zona muy sensual y que requiere toda nuestra atención.

En primer lugar tenemos que realizar periódicamente un peeling, ya que nos dejará un color y una apariencia más uniforme y eliminará posibles residuos de pigmentos de color de los labiales. Asimismo, los hidrataremos y nutriremos por la noche con productos específicos para labios.

En estos momentos, como os he ido informando en otros artículos, hay una gran variedad de formas, texturas, coberturas… Tenéis que utilizarlas dependiendo del momento del día o de la noche, el evento, si es maquillaje de trabajo…

Yo os aconsejo que siempre utilicéis un perfilador, que vosotras decidiréis si dejarlo a la vista o difuminado con la barra de labios, ya que realiza la función de barrera para más duración del labial, gloss, etc. que nos pongamos.

Nuestros labios tiene su color natural, por lo que los labiales que nos probemos en cualquier zona de la mano poco tendrá que ver cómo nos quedan en los labios. Acudid a vuestra perfumería y que una consejera os lo pruebe, es la mejor manera para estar satisfecha con la compra.

Para maquillar los labios, os aconsejo que previamente maticéis un poco el color natural con un poquito de corrector o una base color natural fijadora, a continuación aplicaremos el perfilador ampliando nuestros labios, reduciéndolos, corrigiendo pequeñas diferencias, zonas despigmentadas, etc. y aplicaremos un gloss o una barra de labios directamente o con pincel. Con él os quedará más natural el color y aprovechamiento de la barra.

Un último consejo: cuidado con los productos de larga duración. Particularmente, aún no he encontrado una marca que me dé comodidad, facilidad de desmaquillado y que no me reseque los labios.

Pin It on Pinterest