Miércoles, 13 de marzo de 2013

 

Dice el diccionario de la RAE, que el chaleco es esa “prenda de vestir sin mangas, que cubre el tronco hasta la cintura y se suele poner encima de la camisa o blusa”. Y digo yo, me encanta que cubra parte del torso, porque para las personas que estamos rellenitas y que somos anchas de arriba, el chaleco nos ayuda a estilizar la figura, especialmente si es de color oscuro. El chaleco siempre ha sido mi aliado, me encanta esta prenda y tengo una buena colección de ellos, que guardo desde que era jovencita, hasta el punto que mi madre siempre me ha llamado “la niña de los chalecos”. Por ello, en este primer artículo sobre Moda, voy a proponer dos looks  sobre una misma base: vaqueros oscuros y camisa blanca o beis, que todas tenemos en el armario; y cambiando solo el chaleco.


 

1-Look de día para ir a una entrevista o reunión de trabajo:

 

Con un chaleco que compré hace varios años en El Corte Inglés y que está como nuevo, ya que es de pura lana virgen. Es una pieza bastante formal, de rayas diplomáticas, que suelo combinar con vaqueros para quitarle un poco de seriedad. La blusa es también de El Corte Inglés, y los vaqueros de C&A, con un pequeño truco de comodidad, pues son de cintura elástica. Los botines de tacón medio. Con este look acudí, por ejemplo, hace unos días al programa Buenos Días, de Aragón Televisión, en el que colaboro.

 chaleco-tele

 

2-Look para salir de noche o una cena con amigos

 

chaleco3achaleco4a

 

Salimos por la noche y no tenemos mucho tiempo para cambiarnos. Vamos a ir con la misma blusa y pantalón que hemos utilizado para el día, pero con un chaleco negro de lentejuelas (El Corte Inglés, de hace cuatro temporadas y tan de moda). Este chaleco queda genial con una camiseta blanca sin mangas (pero ya llegará el buen tiempo). He cambiado los botines de tacón medio por otros de tacón alto y los pendientes, por otros más largos. Recogemos un poco el pelo, cambiamos las gafas por lentillas (si sois como yo de las personas que no podemos llevar las lentillas más de cinco o seis horas seguidas). Y ya estamos listas.

 

Y a vosotras, ¿os gustan los chalecos? ¿Utilizáis mucho esta prenda?

Pin It on Pinterest