Miércoles, 18 de mayo de 2016

¡Hola! Hace tiempo que quería unos zapatos cómodos cerrados para ocasiones en las que estás todo el día fuera de casa y tienes que hacer mil cosas, o estar mucho de piel, o pasear de forma relajada. El caso es que nunca encontraba un zapato de mi gusto. Es más, pasaba de los botines de invierno a las sandalias de verano. Pero el otro día me regalaron estas bailarinas de Spiffy, súper cómodas y, la verdad, estoy encantada.

1

24
Las bailarinas son de piel, hechas a mano, de color platino y tienen un poquito de cuña escondida (3 centímetros), lo suficiente pora no ir de plano, que a mí tampoco me resulta cómodo. Os paso enlace a la web, porque merece la pena que conozcáis esta marca española, muy recomendable para las cincuentañeras y más, que queremos seguir llevando tacón y plataformas y ya no encontramos zapatos cómodos.

Al menos, a mí me pasa, que con la edad se me han ensanchado un poco los pies, por lo que no todas las hormas me van bien; además tengo que llevar suelas que amortigüen la pisada, también en la parte delantera, porque si no me duele la parte del metatarso. Atrás quedaron los años en los que me ponía todo tipo de calzado, con tacones de vértigo y toda clase de punteras. Ahora, tengo que mimar un poco mis pies.

Por ello, a mí me ha encantado todo lo que he visto en la web de Spiffy, porque ha sabido crear un calzado de señora especial, hecho en España manualmente y especialmente saludable para los pies, utilizando pieles nobles y caucho natutral en la suela. Mirad la colección de primavera-verano que se puede comprar online (aquí), qué modelos más cómodos y chulos tiene.

5

8

10

9

Pues lo dicho, las estrené el otro día con un conjunto negro, con toques también dorados y platinos. El pantalón y la blusa (customizada) es de H&M. En otro post os mostraré el proceso. Así que ya tengo mis zapatos cómodos para primavera y verano (también otoño). Y tú, ¿encuentras con facilidad ese zapato cómodo para el día a día con sus mil y una tareas?

Pin It on Pinterest