Miércoles, 7 de agosto de 2013

Este año, he sido muy cauta y comedida en las rebajas por varias razones. En primer lugar, porque con todos los gastos que se presentan en septiembre (las matrículas de los chicos, libros, etc.) hay que ahorrar un poco en verano. En segundo lugar, porque a esta edad nuestros armarios están ya llenos de prendas buenas, básicas y de todos los colores y formas. Poca ropa encontramos ya que nos sorprenda o que mejore a la que ya tenemos. Así que, como siempre decimos en este blog, hay que ir guapa y a la moda rebuscando primero en nuestro armario. Y en tercer lugar, porque en casa hay que vestir a cinco y, en tiempos de contención de gastos, tienen prioridad ellos, porque tienen menos ropa, porque sus prendas son más básicas y de temporada, y porque crecen. Así que en estas rebajas sí que he comprado para ellos camisetas, calzado, bañadores… y para mí, lo que veis: unas sandalias y un bolso.

Rebajas2

Y estoy encantada, contenta con mis sandalias de cuña de Antea (El Corte Inglés), pues son muy cómodas y bonitas. Me las he puesto ya mucho. Son ideales tanto para pantalones (quedan muy bien con vaqueros) como para vestidos. Para combinar con ellas tenía varios bolsos en mi baúl (algún día os lo enseñaré. Tengo un baúl grande en mi habitación en el que guardo más de una veintena de bolsos de las dos últimas décadas), pero eran muy grandes y en verano, para salir a pasear, me gustan los bolsos pequeños y de bandolera, con el tamaño justo para que quepan una cartera pequeña, dos pañuelos de papel, las gafas, las llaves y el móvil. Y lo encontré en Shana.

Rebajas3

Y vosotras, ¿habéis sido prudentes estas rebajas? ¿A qué no os habéis podido resistir?

Pin It on Pinterest