Lunes, 1 de diciembre de 2014

Vamos a comenzar la semana con un post muy dulce. En mi casa somos así de lamineros y hacemos los bizcochos de dos en dos: normal o con nueces para papá y mamá, y de chocolates para los chicos. Los fines de semana, a Cristina y a mí nos encanta hacer postres para el domingo, así que siempre tenemos entre manos una tarta de manzana, unas cookies, un brownie o un bizcocho. Ya os dí una de las recetas de nuestra tarta de manzana (ver aquí), aunque tenemos varias. Pero lo más fácil y rápido es, sin duda, el bizcocho. Sobre los ingredientes tradicionales para un bizcocho de los llamados de yogur, nosotras los hacemos a nuestro estilo, como un DiY (do it yourself).

3 biz

Vamos con la receta tradicional y luego explico nuestras variantes. Para un bizcocho de tamaño standar y en molde redondo: tres huevos, un yogur natural o del sabor que se desee, 1 envase de aceite (con la medida del envase de yogur), 2 de azúcar , 3 de harina, medio sobre de levadura y mantequilla para untar el molde y que no se pegue. Precalentar el horno arriba y abajo a 180º, batir los huevos, echar el resto de ingredientes y batir con la batidora eléctrica, verter la masa en el molde untado previamente con mantequilla y meter al horno unos 40 o 45 minutos.

4 biz

Nuestras variantes. Como nosotras hacemos dos bizcochos un poco más pequeños en moldes rectangulares, hacemos una masa común con 4 huevos, nata líquida (200 ml) en lugar del yogur, y aplicamos la proporción de un huevo más al resto de ingredientes: 1 envase y un cuarto de aceite, 2 envases y medio de azúcar, 4 de harina y tres cuartos de sobre de levadura. Como no tenemos el envase de yogur a mano, pues ya hemos calculado que la misma medida es una taza de desayuno (no de café) menos dos dedos (es decir, tres cuartos de taza).

5 biz

Una vez que tenemos toda la masa, vertemos la mitad en uno de los moldes (untados previamente con mantequilla) y lo dejamos así o le echamos nueces u otros frutos secos (ayer echamos chispitas de chocolate negro y estaba muy bueno) y a la otra mitad, aún en el bol, le echamos cuatro cuacharadas de nesquik, mezclamos bien con la cuchara y vertemos en el segundo molde. Metemos ambos moldes sore la bandeja de rejilla a mitad de horno. 180 grados arriba y abajo, y en 45 minutos está listo.

Y así, siempre tenemos un postre los domingos, que tomamos con el café de después de comer, algunos también meriendan y aún queda un poco para desayunar el lunes y comenzar la semana con muy buen sabor de poca. ¿Os animáis? Pues contadme cómo hacéis los bizcochos y vuestras variantes.

Pin It on Pinterest