¡Hola! Ayer lunes era un día duro. Jornada de mucho trabajo tras las fiestas del Pilar, madrugón, rueda de prensa temprana… pero al medio día, cuando llegué a casa, tenía en el correo electrónico varios mensajes con proyectos muy ilusionantes (que ya os contaré en cuanto tomen forma). Luego, café con dos queridas amigas para alegrarme la tarde y, ya que estaba arreglada, aprovechamos para hacer fotos de este look que os muestro y que me encanta. De rojo y negro para este entretiempo de temperaturas suaves.

Me estoy poniendo mucho este abrigo ligero rojo de Amitié (El Corte Inglés) que compré en las pasadas rebajas. Llevar prendas rojas siempre me da alegría, confianza y seguridad. Es uno de mis colores preferidos a la hora de vestir. Lo he combinado con un top y unos pantalones negros básicos, y con botines. Todo de otras temporadas, excepto estas cadenas doradas de H&M, que van unidas y tienen un pequeño colgante.

En las fotos, se nota que estaba contenta y muy “animada” y, aunque son poses para fotos, me he inventado una historia para ellas:

Hemos quedado a merendar con unos amigos. “Llamo yo al timbre. Uy, qué modernos, han puesto vídeo portero”.  Me pongo guapa y me hago la interesante por si me están viendo.

“Pues no contestan”. Espero, pero con glamur, por si acaso.

“Vaya, pues sí que tardan en abrir”. Unas poses divertidas para la posteridad.

Ya abren, se están riendo… “Paulova y acompañante, que pasen,  jajajaja”, oigo que dice mi amiga por el interfono.

Yo, toda formalita, me recompongo y repeino. Y aquí no ha pasado nada.

¿Os ha gustado el look? Otro día la historia será mejor, lo prometo. Besos y gracias por estar ahí.

 

Pin It on Pinterest